Mari PulvetHola, Soy Mariana

Mi nombre es Mariana Pulvet y tengo 36 años. Desde siempre elegí emprender.

Esa curiosidad por investigar, animarme a dar un paso más, me llevó a tomarme un avión sola a los 14 años con destino a tierras romanas y atrapar mis sueños.

Fue ahí donde descubrí mi pasión por viajar, conocer nuevos lugares, escuchar historias, ser una trotamundos.

En ese sentido mis padres siempre me alentaron para que viaje y me impulsaron cada vez a buscar aquello que me hace feliz.

Más adelante comencé a estudiar psicología especializándome en Orientación laboral y complementé con la carrera de Grafología. Estudiar las motivaciones del otro era parte de este proceso.

Para ese entonces ya había entrado en la dinámica estudio y trabajo, que sostuve algunos años más luego de recibirme.

Gané mucha experiencia, sin embargo, a veces encontramos refugio en los modelos tradicionales y nos acomodamos en nuestra zona de confort.

Inclusive, continué mi formación en psicoanálisis disfrutando hasta hoy, compartir mi experiencia en las aulas de la facultad.

Pero faltaba algo más.

Viaje de ida

Fue al volver de mi último viaje cuando sentí que quería un cambio.

Hacía varios meses que la falta de tiempo no me permitía disfrutar de las cosas que amo hacer.

Mi agenda estaba completa, arrancaba a las 8 de la mañana y había días que terminaba a las 11 de la noche.

No podía disfrutar del tiempo con amigos, con mi pareja y sobre todo del proceso que habíamos iniciado hacía un tiempo de formar una familia.

Entendí que necesitaba un giro de 180 grados en la manera en la que venía encarando los proyectos y hacer una buena planificación para convertir mi idea en un negocio rentable.

Para eso, pasaron varios meses de formación, en los que tuve que aprender herramientas nuevas y valiéndome de mi experiencia en orientación laboral aggiornar mi propuesta de valor.

Al principio tuve un exceso de información, muchas veces demasiado técnica, que tuve que aprender a decodificar.

Todos estos conceptos nuevos  me llevaron a pensar un nuevo modelo de negocios.

Busqué ayuda en especialistas en diferentes temáticas para adquirir los conocimientos necesarios y así poder ayudar a otros a transitar este camino de una manera más sencilla, adaptada y ágil.

Hacer lugar a mi deseo 

Luego de empezar a gestar este cambio, renuncié a mi trabajo en relación de dependencia que mantuve por 10 años.

Fue una decisión difícil, apostar a un nuevo proyecto, a otro estilo de vida.

Entendí que emprender es llegar a la cima.

Comencé a disfrutar de esta construcción, aprendí que los obstáculos que encontré me permitieron recalcular la manera de resolverlos y desplegaron toda mi creatividad.

Ahora, a partir de la experiencia ganada en el camino recorrido, quiero ayudar a otras personas a impulsar sus ideas, acompañandolas y guiándolas en la construcción de proyectos de negocios rentables.

Así nació Ama lo que haces como motor que inspira y orienta a quienes como yo, quieren hacer lo que aman.

¿Vos también querés hacer realidad tu sueño y vivir de tu pasión? Déjame acompañarte en este viaje

 Mi Manifiesto

  • Apuesto a crear lazos de trabajo continuo y acompaño a quienes eligen vivir de lo que aman porque esa es mi meta.

  • Creo firmemente en las acciones impulsadas por la pasión. Por eso, mi compromiso en este camino es ser un puente entre los objetivos de mis clientes y las herramientas para lograrlos.

  • Elijo vivir mi vida como un viaje donde la motivación que siento al conocer nuevos lugares, surge en cada encuentro con la historia de alguien que me deja un aprendizaje.