trotamundos marrakech

24 horas en Marrakech

Marrakech es la puerta de acceso al continente africano, con espacios declarados patrimonio de la humanidad. 24 horas de un recorrido fascinante.

Es primera hora y vamos ingresando en la ciudad: descubrimos el color rosado de sus muros que impacta a primera vista, la Medina de Marrakech.  

Si bien es enero, y según el calendario corresponde a la estación invernal, lejos de sentir frío, el calor se apoderó de mí en un segundo.

La Medina alberga uno de los mercados bereberes más grandes y ha sido declarado patrimonio de la humanidad.

Es cuestión de sumergirse y dejarse llevar por los aromas, el bullicio y la multiplicidad de colores que atrapan la vista.

Desde animales exóticos hasta especias sanadoras es parte de lo que se encuentra caminando entre los puestos del mercado.

Recuerdo que quería comprar un jarrito de cobre para preparar el café, se lo había prometido a una amiga cuya familia, como la mía, albergan raíces árabes.

No terminé de preguntar a una persona que vendía  artículos similares sí lo tenía, que me encontré recorriendo tres cuartas partes del mercado.

Fue al final de una calle, luego de subir y bajar numerosas escaleras, que entramos a un negocio donde no tenían un jarrito, había cientos.

De todos los tamaños, colores, formas… mis ojos se perdían entre tanta variedad. Finalmente encontré uno que se adaptaba a lo que buscaba.

Ahí empezó la negociación, primero el vendedor arrojó un precio, luego hice mi oferta y en un juego que parecía quién da más, me llevé mi jarrito marroquí por un módico precio.

Es un laberinto de callecitas llenas de pequeños comercios que esperan al visitante y al ritual del regateo. No te pierdas esta experiencia!

Souvenirs & costumbres

Aceite de Argán: de producción 100% natural, si estás recorriendo el mercado de la Medina, no dejes de comprar un frasquito.

Con propiedades antioxidantes es ideal para dejarlo actuar en las horas de sueño ya que no deja residuo aceitoso.

Té de menta marroquí: imposible irse sin probar esta infusión típica. El sabor refrescante de la menta, ayuda a paliar el efecto de calor.

También guarda un sentido más social: compartir una taza de té de menta es parte de zambullirse en su ritmo y disfrutarlo lentamente.

Tajine: es un cuenco de barro con base redonda y tapa cónica que que se utiliza para cocinar a fuego lento sobre las brasas.

También encontrará tajines de color o con dibujos pero estos son sólo para servir la comida y guardar su calor, porque al ponerlos al fuego la pintura se sale y se quiebran.

Luego de una mañana a pura recorrida, es momento de degustar la especialidad marroquí: el Tajín. A despertar los sentidos!

Son caldos típicos que  atraen por su color y aroma, una mezcla de cordero o pollo, verduras y especias.

Tienen un toque especial de sabor al incluir ciruelas pasas, dátiles, almendras, aceitunas o alguna fruta en conserva.

Con energías renovadas, se avecina la segunda mitad del día.

Aromas y vida natural

Herboriste de Marrakech: en el corazón de la Medina se encuentra esta herboristería cuyos productos fabricados sin aditivos químicos, son una opción natural para el cuerpo.

Ubicada en la Nro 15 Rue du domaine, El Mellah.  El masaje gratuito con aceites naturales, es una de las mejores experiencias de la visita.

Lugares reales

Palacio de Bahía: Construido en el siglo XIX cuenta con 150 habitaciones de gran belleza arquitectónica. Sus numerosos jardines tienen fuentes y piscinas.

Fue la residencia del Visir y sus concubinas. Nota de color: no dejes de sacarte una foto en el patio principal llamado “de Honor”.

Tumbas saadies: un lugar sagrado donde descansan los restos de los sultanes. Merece la pena visitarlas.

Construcciones vitales

Mezquita La Kotubia: Se emerge entre las luces de la Medina con su torre característica que orienta a quienes se pierden en el mercado.

Un símbolo de la cultura musulmana visitado por miles de turistas a diario.

Atardecer de espectáculo

Plaza Djemaa el Fna: en el centro de la ciudad, alcanza el momento más álgido entrada la noche, cuando los puestos de comida brillan bajo las lámparas.

Lo más auténtico es la magia de lo que sucede como ritual de lo cotidiano: los tambores, los cuentacuentos, nada preparado para el turismo, puro folklore del lugar.

Fue declarada Patrimonio de la Humanidad por la diversidad cultural que aloja. Desde mujeres que buscan a las turistas para hacerles tatuajes de henna  hasta malabaristas.

Experiencia única: a doquier encontrarás a los famosos encantadores de serpientes que te ofrecen posar para una foto con el animal en tus hombros. ¿Te atreves a hacerlo?

Experiencias culinarias

Llegó la hora de la cena y es momento de cerrar un día a pura recorrida:

Restaurante Jemma-el-Fna: Situado en la plaza del mismo nombre, es un restaurante realmente auténtico, sus platos especialmente tradicionales y populares.

Eso sí: en este restaurante no hay cubiertos ni platos (podes pedirlos), por lo que tendrás que comer con las manos y ayudándote del pan. ¿Te animás a esta experiencia?

Café de France: Es uno de los cafés de más importantes, también situado en la misma Plaza Jemaa-el-Fna y con una terraza que te hará disfrutar por la noche del ambiente más auténtico y bohemio, disfrutando de un café o de un té.

Check tips

  • El idioma oficial es el francés. Pocos hablan inglés, aunque muchos español, sobre todo en la zona de la Medina.
  • La moneda es el Dirham. Siempre conviene cambiar y pedir billetes de cambio para poder negociar en el mercado.
  • En invierno (diciembre a marzo) el clima es cálido durante el día (promedio 25 grados) pero baja bastante la temperatura en la noche.
  • La venta de alcohol está prohibida.

 

Marrakech te invita a adentrarse en sus calles, perderse entre su gente y hacer una experiencia diferente. ¿Te animás a explorarla?

Como todo lo desconocido, lo que nos separa de eso que nos intriga es tan solo un paso.

Y si este destino está en tu cabeza, no lo  dejes pasar y atrapa tus sueños.

Si te gustó el post, por favor compartilo, así más viajeros pueden armar sus rutas y sumar información importante.

¡Muchas gracias!

 

Añadir comentario